Coronavirus: cuidemos a nuestros mayores

May 7, 2020

Como ya sabemos, el coronavirus es un virus de transmisión aérea y de persona a persona que se contagia por medio de las gotas que generamos al hablar, toser o estornudar, o bien por tocar alguna superficie contaminada y llevárnosla a la boca, la nariz o los ojos. Hay pacientes asintomáticos, otros con síntomas leves, parecidos a un resfriado fuerte, y otros que desarrollan complicaciones. No existe evidencia de mayor probabilidad de contagio entre las personas mayores frente a los jóvenes. Si bien los expertos aseguran que las personas con más de 60 años infectados son más tendentes a sufrir una enfermedad grave, aunque su salud general sea buena. Esto se debe a un debilitamiento del sistema inmune debido a la edad.

De este modo, aunque el 80% de los que enferman no necesitan tratamiento especial, los ancianos constituyen uno de los grupos de mayor riesgo, y los que presentan mayor mortalidad. Por ello debemos ser especialmente cuidadosos con ellos, y preservarlos en todo momento de posibles contagios. Extremar el celo con nuestros mayores debe ser una absoluta prioridad. En este post queremos ayudarte con información a que cumplas con ese objetivo en tu entorno más inmediato.

-Mantener hábitos de higiene. Es la regla básica, para los ancianos y para todos. Lavarse las manos con frecuencia, estornudar o toser siempre en la parte interna del codo, utilizar preferentemente pañuelos de papel desechables y mantener una distancia de entre uno y dos metros con otras personas.

-Reducir la vida social. Aunque es muy duro, porque muchos ancianos viven solos, limita las visitas de familiares, amigos o vecinos es la mejor vía para evitar el contagio de personas mayores. Podemos incrementar las llamadas telefónicas, las videollamadas o los mensajes de whatsapp para que sepan que seguimos muy cerca de ellos, pero mantener contacto directo, en ningún caso.

-No relacionarse con personas enfermas o en contacto con el coronavirus. Aunque es una obviedad, los ancianos deben mantenerse bien lejos de personas que estén o hayan estado enfermas o en contacto con el coronavirus.

-No acudir a los centros de Salud. En el caso de Andalucía, existen mecanismos como Salud Responde que permite la gestión a distancia de las recetas. Es necesario apoyar a los más mayores brindándoles nuestra ayuda para la realización de las tareas básicas, entre ellas adquirir medicamentos.

-Desinfectar objetos que se toquen con frecuencia. Debemos conseguir trasladar a los más mayores que deben extremar las precauciones incluso en el ámbito doméstico, manteniendo unos hábitos de desinfección e higiene rigurosos.

-Garantizar una adecuada alimentación. Debemos mantener a los mayores bien abastecidos de provisiones esenciales para que mantengan una adecuada alimentación durante las semanas d confinamiento.